Mi foto
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

lunes, 18 de febrero de 2013

Amor - Amour (Love) - Michael Haneke

No tenía pensado hacer esta entrada. Pero Haneke me persigue, no se para de hablar de él y como colofón en la portada del Babelia del sábado esta portada:
Y no quería hacer la entrada porque tengo que hablar de la vida. Sí, de la vida. Pasan los años y nos hacemos viejos, ¿o tal vez será mejor decir ancianos?, faltan muuuuuchos años para que llegue a esa edad, pero me di de bruces con la realidad, plaf, tonta, esto es la vida y no esas bobadas asiáticas que te gustan tanto. La película es dura porque es igual que la vida. al menos, eso es lo que dice Haneke.

Yo quiero pensar que no es así, si a mi me ocurriese lo de Anne, Emmanuelle Riva, no quisiera tener a un Georges, Jean-Louis Trintignant, a mi lado. No hablo de la trama porque fastidiaría la película, cuanto menos se sepa de ella, mejor como espectador. No se llora, como había dicho yo por algún lado, se está en tensión hasta el desenlace.

A lo largo de la entrevista habla de Tarantino y dice que no le gusta su cine y que no piensa ver su última película (Django desencadenado), e idem de idem con la de Bigelow (La noche más oscura), no le apetece observar cómo torturan a gente. Explica, más o menos en la entrevista, que no verá estas películas por principios. Detesta la violencia y su representación cinematográfica. Es increíble que este hombre diga esto, acordaros de Funny Games.

Me gustaría decirle al señor Haneke (con perdón) que yo (al igual que el resto de mortales) voy al cine fundamentalmente a divertirme y sé que el 99 por ciento de las cosas que me cuentan son mentiras. Si todo el cine que viese fuese tan desgarrador, intenso, real, comprometido, perturbador, existencialista...., como es el suyo, hubiese abandonado hace tiempo este hobie y me hubiese dedicado al cultivo de la aceituna o al punto de cruz, por ejemplo, no podría con esa carga en mi vida. Además, ya sé que a él le tiene sin cuidado y dice lo que le viene en gana, pero hombre, no hables así de tus colegas, queda un poco feo. Sin embargo, bien que vas a ver si te dan un Oscar de una vez por todas, y haces una carambola no quedándote al estreno de la ópera Cosi fan tutte, que estás preparando (se estrena en el Teatro Real de Madrid, el próximo 23 de febrero).

Sí, la película tiene cinco nominaciones al Oscar: película; director; película en lengua extranjera; guión original, y mejor actriz: Emmanuelle Riva. Coincido con Haneke que es una pena que Jean-Louis Trintignant no esté nominado, porque es el alma de esta película, está soberbio. Hablando de premios, dejando a un lado mis preferencias cinéfilas, no estaría nada mal que le diesen el Oscar al mejor director, si bien, lo veo casi un imposible, está Ben Affleck, pisando muy fuerte con Argo, una de mis preferidas. Así que, si quieren premiarle pero sin fastidiar a ninguno de los patrios, le darán el de mejor película de habla no inglesa. Yo como pitonisa no tengo precio.

Para finalizar, película que hay que ver por parte de los cinéfilos, sobre todo, de los fans del director. Él dice en la entrevista que hay que verla porque la película está bien hecha... Lo cierto es que sí, está muy bien hecha y a todos nos puede suceder.
Pues, sí de jovencito, para quien no se haya dado cuenta quien es este señor, una fotografía de  Jean-Louis Trintignant, junto a Romy Schneider (de la película, Le Train, de 1973, de Pierre Granier-Deferre).

sábado, 16 de febrero de 2013

Bestias del sur salvaje (Beasts of the Southern Wild) - Benh Zeitlin

Demasiado premio para esta película. Los nuevos cineastas que quieran triunfar, ya saben: niños, miseria, alcoholismo, fantasía, filosofía barata, ¿maltrato infantil?, y todo eso filmado con cámara al hombro, resultado: éxito seguro. Si por algo merece la pena verla, es para que se te revuelvan las tripas por la miseria que existe en el país más rico del mundo.

Empieza, digamos........, mal. Qué manía con la cámara, pero por qué quieren dar a todo apariencia de documental o de...., ¡yo que sé!. Tardé un rato en saber de qué iba la película. Una vez enterada me empezó a aburrir. La niña, muy riquiña, como dice mi amigo Miguel, pero lo de la nominación al Oscar a la mejor actriz, son ganas de molestar, demasiada voz en off con un lenguaje tan adulto que ni el mismisimo Einstein (u otro de intelecto superior) sabría expresar de esa forma a los seis años. Tampoco tiene explicación el resto de nominaciones de la película: mejor película, mejor director y mejor guión adaptado. La banda sonora no está nada mal.

A ver si es que soy yo la confundida, que últimamente no estoy muy romántica, desde que vi Amor, de Michael Haneke, la venda se me quitó de los ojos. 

Si no tuviese tanto premio la vería, seguro, de otra forma. Es el primer trabajo de su director y habría que animarlo a que siguiera haciendo cine, Benh Zeitlin es su nombre y no hay que perderlo de vista. Además, esta película tiene mucho mérito por las dificultades económicas para llevarla a cabo. Una curiosidad: el dueño de la panadería, Dwight Henry, de donde estaba el equipo de rodaje, es el que hace el papel de papá (o de lo que fuese aquello) de la pequeña Hushpuppy (Quvenzhané Wallis)

No sigo comentando que quiero hacer un par de entradas más este fin de semana, en este blog y en el de Cosas. Consejo: gastaros el dinero en otra película o iros a comer a un japonés que seguro no os pondrán carne de caballo.,


Benh Zeitlin

sábado, 9 de febrero de 2013

Las sesiones (The sessions) - Ben Lewin

Me han invitado a pasar los carnavales en el norte y hace un frío que pela. Hay pocos cines, en realidad hay uno y en el pueblo de al lado, otro, así que, las películas se dan codazos para subsistir. El viernes pasado me fui a ver Las sesiones (The sessions), de Ben Lewin. Cuando la estrenaron en diciembre no quise ir a verla, mi dosis de cine de discapacitados ya la había tenido con Intocable, de Olivier Nakache, me había gustado bastante, y creía que estas sesiones eran más de lo mismo. Sin embargo, a la fuerza ahorcan y a la vista de las películas que la acompañaban en el multicine, las demás ya las había visto, mi amiga dijo que vale, así que p'a dentro.
La primera foto que pongo es la de William H. Macy. No, no es el prota, pero me gusta en todos los papeles y trabajó en alguna película que estará entre las cien mejores por mucho tiempo. ¿Os acordáis de él en Fargo, de los Hermanos Coen?, película inolvidable, y que no me canso de ver. En esta peli ya veis, de cura. Pero cura enrollado, evidentemente es de California, porque la embajada con la que le va el feligrés..., no creo que Rouco Varela le diese la misma solución. De todas formas, el personaje no da para mucho, pone caras, que no es poco. En realidad, me dio la risa en la primera escena que se le ve, allí subido al púlpito, con esos pelos, y una túnica que serviría a un tipo de 200 kilos.
Bien, aqui tenéis a Helen Hunt. Ella hace de suplente sexual. Y ésto, ¿qué es?, os preguntaréis. En varios momentos de la película ella explica la diferencia entre su trabajo y el de una prostituta. Yo la única diferencia que veía era que ella por las noches grababa en un casete cómo había ido la sesión y tomaba notas y cuando le dice a su marido que tiene un cliente que solo puede mover la cabeza, él le contesta, eres una santa. En todo lo demás, como el otro trabajo.

Helen Hunt se pasó con el botox. Su frente estaba muy, muy lisa, y como no lo había puesto en el resto de la cara, pues, estaba rara. Está nominada al Oscar a mejor actriz de reparto. No sé, tiene de rival a Sally Field que está de miedo en Lincoln, entre otras. Si no fuese por esa frente ya me hubiese decantado por ella, pero así...

Tengo que decir, que la profesión, de suplente sexual, o terapeuta sexual, es de servicio público. Ya sé que alguien se estará riendo, pero creo que hay discapacidades que necesitan ayuda para estos menesteres, bueno, que estuvo bastante bien la ayuda.
Y esa cara de pánfilo le queda a uno después de una sesión. John Hawkes, como Mark O’Brien, quien escribió el relato. Os recuerdo que está basado en hechos reales.
En un momento de la confesión.
 Ben Lewin
Ben Lewin nació en Polonia en 1946. Tiene doble nacionalidad, americana y australiana. A los 6 años contrajo la polio, como el protagonista de nuestra historia. El guión, escrito por el propio Lewin, está basado en un relato de Mark O'Brien, que cuenta su propia experiencia.

Una buena película y muy recomendable. Si tenéis oportunidad, no dejéis de verla, además de ser divertida, seguro que aprendéis algo.

sábado, 2 de febrero de 2013

Hitchcock (Alfred Hitchcock and the Making of 'Psycho) - Sacha Gervasi

Inauguro el blog de Bara y el cine de los viernes con Hitchcock, mejor dicho con Alfred Hitchcock y el making-of de Psicosis.

Había leído críticas no muy buenas, metiéndose incluso con el sancta sanctorum  de Anthony Hopkins. Esto ya me parecía un atrevimiento. Hopkins está inmenso, y no solo por lo que mide su cintura, sino porque simplemente está fabuloso.

Supongo que la película cambiará bastante para aquellos espectadores que no hayan visto Psicosis. Yo disfruté desde el inicio hasta el final, como siempre, aconsejo que nadie se levante de la butaca hasta que hayan pasado los títulos de crédito, hay otra imagen.

En esta película se pone en el lugar que se merece a la esposa de Hitchcock, interpretada por Helen Mirren, quién mejor que ella para dar la réplica a Hopkins, los dos llevan el peso de la película más o menos en igualdad de condiciones.

No esperaba en absoluto la historia que nos cuenta su director, Sacha Gervasi (John J. McLaughlin escribe el guión y éste está basado en una novela de Stephen Rebello), además, de las andanzas para financiar la película, nos descubre los celos que la pareja protagonista tenían, supongo que era porque seguían amándose después de tantos años de convivencia. Me pareció enternecedor (de esta palabra se reiría el propio Hitchcock). 

Scarlett Johansson, en el papel de Janet Leigh, evidentemente, está muy guapa. El resto de los actores están bastante bien. No me resisto a destacar a Ralph Macchio, que hace el papel de Joseph Stefano, el guionista, lo destaco porque era el niño de Karate Kid, bueno, me hizo gracia verle. En fin, película con la que he disfrutado y, evidentemente, recomiendo a mis amigos.

Reparto:

Anthony Hopkins, Alfred Hitchcock
 Helen Mirren, Alma Reville
Scarlett Johansson, Janet Leigh
Danny Huston, Whitfield Cook
Toni Collette, Peggy Robertson
James D'Arcy, Anthony Perkins
Ralph Macchio, Joseph Stefano
Michael Stuhlbarg, Lew Wasserman
Michael Wincott, Ed Gein
Jessica Biel, Vera Miles
Kurtwood Smith, Geoffrey Shurlock
Kai Lennox, Hilton Green
Tara Summers, Rita Riggs
Wallace Langham, Saul Bass





Sacha Gervasi