Mi foto
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

sábado, 4 de octubre de 2014

La isla mínima - Alberto Rodríguez

Empezó el festival de Sitges sin mi. Acabo de venir del Festival de San Sebastian y como quiero dejar días libres para el viaje que estoy preparando para finales de mes, que me llevará al otro lado del océano Atlántico, pues, he retomado los cines de los viernes. 

Ha sido inevitable, lo que sigue está lleno de spoiler.

No sé que me pasó ayer, pero mira que había cosas interesantes en cartelera, pero me decidí por esta película, La isla mínima, que en el Festival de San Sebastián estuve muy ocupada y no la tuve en cuenta. 

Me decanté por esta película por las buenas críticas que tiene y, sobre todo, porque un amigo me dijo que le recordaba a True Detective. Esto ya me lo había dicho en Donostia, así que, a ver cine español que recuerda una de las mejores series de televisión que yo haya visto.

Primero y para que no os emocionéis mucho, hay que decir que se le da un aire a la serie al principio, pero ni por el forro. El comienzo de la película engaña, con esos planos aéreos, realmente magníficos. Sin embargo, los personajes no atrapan, solo la historia, el saber qué ha pasado, quién es ese asesino tan inteligente y escurridizo. Después pasa lo de siempre, que se despachan las historias en diez minutos quedándonos con cara de tontos (de tonta, en mi caso), por darnos un asesino como ese, sin chicha, que lo elimina un tío que mide medio metro menos que él, dejándonos con muchos interrogantes.

 La anterior (y única) película que vi de su director, Alberto Rodríguez, fue Grupo 7. En La isla mínima, repite Antonio de la Torre (Rodrígo) con una porquería de personaje. Los protagonistas son Raúl Arévalo (Pedro), al que no estoy acostumbrada a ver en papeles dramáticos, aún le tengo en la retina de azafato. Su personaje es más bien anodino y así no se puede uno lucir, y todo ello para hacer prevalecer al otro personaje en importancia, al interpretado por Javier Gutiérrez (Juan). Siento disentir del mundo, pero éste hace un papel normalito, tanta crítica favorable y tanto premio no lo entiendo. Al igual que el guión que hace aguas por todas partes. Y otra cosa, Jesús Castro (Quni), es patético, y por lo que respecta a su personaje no queda clara su implicación en la trama, qué pasaba entre él, el señorito andaluz y el asesino. Por otra parte, qué es eso de que el capo de la droga diga a unos policías que le quite la Guardia Civil de encima por una porquería de información que les da; lo de la adivina fue para llorar.

Ahora, una pregunta, cómo es posible que haya críticas excelentes de los gurús de la prensa en una película con una escena tan mala como la del coche, cuando Quini sorprende a los policías. Este fallo y muchos más, al igual que la tunda que le pega Juan a Rodrígo y no hay una mísera gota de sangre ni pequeño moratón. En fin, película que se deja ver pero no es la biblia en verso, y, desde luego, con True Detective tiene en común... nada. Pero, por lo visto, la película de Alberto Rodríguez ya estaba rodada cuando la serie se emitió.

Pero le vamos a dar un aprobado, que un suspenso quedaría feo con esa fotografía y la ambientación, la persecución del coche bajo la lluvia está bastante bien, pero qué chorra tuvo el poli al darse de bruces con el puto Dyane 6 blanco, que ya me quedó clara la diferencia con el Dos caballos. En fin, igual de insulsa que las miles de películas de policías americanas que inundan nuestras pantallas de cine.

domingo, 3 de agosto de 2014

El amanecer del planeta de los simios - Dawn of the Planet of the Apes - Matt Reeves

Película entretenida que está bastante bien, a pesar de estos personajes de buenos y malos, al más puro estilo de Hollywood. Yo la vi en 3D, para esta época del año, qué demonios, métete en el cine a ver una peli de aventuras.

Reparto:

Andy Serkis, Jason Clarke, Gary Oldman, Keri Russell, Toby Kebbell, Kodi Smit-McPhee

martes, 29 de julio de 2014

Un toque de violencia - A Touch of Sin - 天注定 - Jia Zhangke - 贾樟柯

Una de las películas mas interesantes de la cartelera española. Se estrenó el pasado viernes y no deja a ningún espectador (espectadora) indiferente. El capitalismo salvaje existente en China, (sí, habéis leído bien), jornadas laborales interminables, derechos sociales, como son la sanidad, la educación..., brillan por su ausencia, además, la corrupción, tan presente en gran parte de la sociedad, genera en la violencia de la que habla el título de la película.

Evidentemente, sin ánimo de molestar, pero llevo la reseña para el blog de Cosas de Bara

domingo, 29 de junio de 2014

New World - 신세계 - Park Hoon-Jung 박훈정

No hay película de Choi Min-Sik 최민식 que venga al reino de Felipe VI y que no cruce montañas para disfrutarla. New World, 신세계, dirigida por Park Hoon-Jung 박훈정 se estrenó el pasado día 20, solo en unos pocos cines, y muy lejos de mi casa, así que allá me fui a volver a verla (fue premiada en el festival de Sitges en 2013 con el premio de mejor película en la sección Focus Asia). Como echo de menos cine coreano y japonés en la cartelera española, en cuanto se estrena allá voy, no importa si ya la he visto, quiero poner mi granito de arena para que continúe este goteo de cine.

Por cuestiones de geografía, la continuación de la reseña la llevo al blog de Cosas de Bara.

sábado, 15 de marzo de 2014

Dallas Buyers Club - Jean-Marc Vallée

Tal vez al año tengamos cinco películas indispensables, que por nada debemos dejar de ver, y una ellas este año es Dallas Buyers Club (el retraso de su estreno en nuestro país no lo entiendo, los distribuidores piensan diferente). Todo un acierto dejar el título en inglés.
Matthew McConaughey ha decido dar un vuelco a su carrera y nos ha dejado a todos con la boca abierta. 
La semana pasada se estrenó el último capítulo de la magnífica True detective. Ésta se desarrolla en Nueva Orleans, a una hora y poco en avión de Dallas, donde prácticamente se desarrolla la película en la que vemos parte de los últimos años de vida de Ron Woodroof (McConaughey). Este tejano está a gusto en su casa y nos da lo mejor de sí mismo.
El espectacular cambio físico de McConaughey, al igual que el de Jared Leto, justificadísimo, hace que empaticemos con él cuando le diagnostican SIDA, a pesar de ser un homófono, drogadicto, embaucador, ladronzuelo... y le dicen que le quedan treinta días de vida.
El título, Dallas Buyers Club, hace referencia a uno de los club que se fundaron a lo largo del país, de compradores de tratamientos alternativos a los que oficialmente se ofrecían a los enfermos de SIDA.
No diré más del argumento, dejaré que la descubráis vosotros mismos. Solo decir que, la película recrea (además, de la lucha contra la Administración y los laboratorios farmacéuticos) magníficamente los inicios conocidos de la enfermedad del SIDA, cuando se creía que era exclusiva de yonkis y homosexuales, así que, quienes la contraían eran rechazados por quienes hasta ese momento eran sus amigos. Además, la película me gustó especialmente, porque no se recrea en las situaciones dolorosas, solo nos las muestra, que no es poco.
 No quiero dejar pasar la ocasión. Los Oscar que dieron a la pareja protagonista de la película fueron muy merecidos. Pero este año tenía que haber sido el de Leonardo Dicaprio y el de Scorsese por su película The Wolf of Wall Street. Dicaprio está excelente, ya lo hizo todo en el cine, qué más quiere Hollywood.
Jean-Marc Vallée


sábado, 22 de febrero de 2014

Gravity - Alfonso Cuarón

Es tanta la publicidad que se hizo, y se hace, a esta película, que lo tuve muy sencillo el día del estreno, allá por el otoño, para elegir la sala en la que me metía. Además, son tantos los premios (los últimos fueron en los BAFTA 2014) que ha tenido esta película y personas muy sesudas que hablan maravillas de ella, que como cuando terminó la película me quedé con la boca abierta, según la vi la olvidé, olvidándome también de hacer una entrada en este súper blog. Podéis deducir que no me parece ninguna maravilla esta película, es más, el guión es bastante malo, pero bueno, tiene otras cosas que merece la pena verla.
George Cloonney es el cincuenta  por ciento del reparto, pero no podemos disfrutarlo mucho, muy pronto se empeña en batir el record del ruso Sergeiv, él es divertido y nos entretiene, a diferencia de su compañera que nos saca de quicio, yo me pregunto, por qué no se intercambiaron los papeles.
Y aquí tenemos a Sandra Bullock, interpreta a la doctora Stone y solo creerán su personaje sus mejores fan y aquellos que pasen por caja. Comienza siendo una patosa y acaba siendo una heroína, pasando por saber cómo funcionan las naves que va encontrando en el espacio (que destroza), da igual que las teclas tengan rótulos en ruso o chino, ella las pone a funcionar, entrando y saliendo del traje espacial con una facilidad asombrosa (pero, ¿cuánto mide el espacio?, debe ser muy apañado). Lo de la niña muerta y el final no tienen desperdicio, por no hablar de la conversación que tuvo con el chino y sus perros. Ah!, se me olvidaba el extintor, esto fue el no va más, todos deberíamos de tener uno así. Eso sí, tiene tipazo la señora astronauta, pero su cara inyectada en botox no ayuda mucho al dramatismo que la situación requiere, así que, la nominación para el Oscar a mejor actriz con esta película, es una tomadura de pelo.
¿Entonces qué tiene esta película?, sonido e imágenes. Además, algo muy importante, tiene una duración de noventa minutos y no se hace muy pesada. 
¿Os imagináis qué habría hecho la suboficial Ripley (Sigourney Weaver), con los medios técnicos de Gravity, sería la repanocha (sí, un término muy cinéfilo).
Como iba diciendo, recordad que está George Clooney, mientras escuches su voz, todo va bien. 
Alfonso Cuarón
Le deseo lo mejor a este mejicano con su producto hollywoodense, que le sigan dando premios, ¡hala!, nos vemos en el cine.

sábado, 1 de febrero de 2014

La gran estafa americana - American Hustle - David O. Russell

La gran estafa americana, es un bodrio.
Se supone que la película tiene que generar tensión, con algunas notas de humor, y lo único que nos genera es aburrimiento. Mi amiga Marta fue la culpable de que perdiese dos horas maravillosas de mi vida, pero me habló de Bale, y como soy débil, al cine a ver American Hustle, ¿pero qué me encontré?,
A Christian Bale, patético, ¿le habrá merecido la pena ponerse como un cerdo para este papel?. En el inicio de la película le vemos haciendo un trabajo de ingeniería con su pelo, ¿cuánto tiempo, 10 minutos?, bah!
Bradley Cooper era una especie de contrapunto, sin embargo, no menos patético que su colega. Con trucos tontos como los rulos para resultar gracioso. Aún le recuerdo de El lado bueno de las cosas, qué hartazgo.
Y aquí tenemos a Jennifer Lawrence y Amy Adams en una guerra de escotes que daba vértigo. De vez en cuando ponían ojos vidriosos, Russell se las sabe todas y quiere tener a su gente en la carrera de los Oscar, como así ocurrió.
El único personaje que no me repateaba, que me resultó medianamente simpático fue el que interpretaba Jeremy Renner, supongo que tenía asumido que él no estaría en esa carrera de premios y se le veía más relajado que al resto.
David O. Russell
David O. Russell debe ser el tipo más afortunado (o con más amigos) que pisa Hollywood, tiene premios a porrillo. ¿Será que yo no tengo ni idea de lo que es cine?, sí será eso.

sábado, 25 de enero de 2014

La gran belleza - (La grande bellezza -The Great Beauty) - Paolo Sorrentino

Mi visita del viernes ha sido para La gran belleza. Es bonita, pero también, excesiva.
El de la hamaca es Toni Servillo, Jep Gambardella,  un periodista, y escritor de un solo libro. Nos cuenta cómo ve él a los habitantes de Roma. Su apartamento romano tiene una terraza con vistas al Coliseo, fijaros en la fotografía, parece un tipo feliz, sí, es además lo que nos quiere transmitir cerca de tres horas que dura la película.
Mucha música de las fiestas que se montan los romanos de la alta sociedad es bastante pachanguera, sin embargo, quedaba bastante bien, y estaría mucho mejor si se hubiese filmado con un poco menos de movimiento de cámara.
Tanto metraje y nos quedamos sin saber qué le ocurría a Ramona, Sabrina Ferilli.
Dadina, la jefa de la revista del cronista romano, Giovanna Vignola, que no le molestaba que la llamasen enana. Hacía comida en su despacho, en un infiernillo (¿se llama así?), el periodista decía que estaba muy bueno, tal vez, pero muy buena pinta no tenía.
Evidentemente, Roma está lleno de cardenales, curas y monjas, pero la de la fotografía viene de lejos y según cuentan es una santa, Giusi Merli. Supongo que Sorrentino se habrá inspirado en Teresa de Calcuta. Es bastante desagradable, qué demonios pintaba ésto. ¿Se han puesto de moda las películas de tres horas?, dónde han quedado las de hora y media, las de toda la vida.

Lo cierto es que no aburre, su primera hora y media es buenísima, un torrente de color y sonido que nos deja clavados en la butaca, así que sino hay otra cosa en la cartelera que os llame más la atención, pasad a verla, también tiene como aliciente que está nominada a los premios Oscar en la categoría mejor película de habla no inglesa, también a los Goya y le han dado bastante premios por todo el orbe, pero si pasas de todo esto, espera a que la pongan por la tele, total, está bien pero no es para tanto.
Paolo Sorrentino

sábado, 18 de enero de 2014

El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street) - Martin Scorsese

Bien, aqui tenemos la película del año (pasado). Leonardo Dicaprio está relajado, se nota que disfrutó haciendo este papel. Prácticamente está en todas las escenas, si no es de estas el Oscar, tendremos que ir a cortar manos a quienes no le votaron.
Como hay tantas reseñas de esta película, creo que miles, me limitaré solo hacer unos pequeños comentarios, sobre todo, de secundarios, que también disfruté, y mucho. Sea como sea, en el cine, o en casa, ver la película. Son tres horas de diversión. De risas, engaños, drogas, sexo... Y seguimos, risas, engaños, drogas, sexo...
Aquí empieza la película, con el lanzamiento de enano. Fue una pena que no volviesen hacerlo, pero tuvieron una conversación sobre ello muy divertida. 
Pero, ¿quien acompaña a a Dicaprio en ese épico lanzamiento?. Efectivamente, Ethan Suplee,  el hermano pequeño, Randy, de la serie de televisión Me llamo Earl (My Name Is Earl). Siempre le asociaré con esta serie. 
Aparece casi en toda la película, en la de arriba está a la derecha. Pero, horror, no tiene ni una sola frase. A ver Dicaprio, en una película de tres horas de burradas y bromas que os gastábais, ¿no podía tener su frase, unas palabritas?., por ejemplo, Jordan, acaba de llegar el camello, o las putas... Yo que sé, algo.
En ésta también aparece a la derecha, en camisa y tirantes, aquí coreaba al jefe (Dicaprio), en realidad, era lo que hacían todos, además, de participar en orgías y esnifar cocaína.
El lobo de Wall Street, Jordan Belfort,  el fantástico Leonardo Dicaprio
Las mujeres aparecen en todo su esplendor, Margot Robbie, dignísima representante del sexo femenino en la película, ¡qué cuerpazo!.
Toda la película nos la pasamos en esto. Dale que pego, tomando drogas y haciendo dinero.
Esto sí que estuvo bien, ¿quién es?, Jon Bernthal, de la serie The Walking Dead. Pero qué bien estuvo, fantástico. Su papel no era de humorista, pero me hizo disfrutar tanto. Las escenas en el aparcamiento junto Jonah Hill son hilarantes.
Y para finalizar, no por ello menos querido,  Kyle Chandler, el protagonista de la serie de televisión Edición anterior (Early Edition). No me perdía ni un capítulo, cómo me gustaba, sabía que iba a solucionar el problema, llegaría antes del accidente que anunciaba el periódico, pero era una de mis series favoritas.
Kyle Chandler es el agente del FBI que persigue al Lobo, no se deja corromper por este tipo. Una de las últimas escenas de la película es para él. Cuando vuelve a casa en autobús y mira a su alrededor, mostrándonos la cruda realidad.
Matthew McConaughey solo le tenemos al principio de la película, pero sus escenas son buenísimas. Además, nos da unas clases muy interesantes de cómo funcionan los mercados que no venden nada, solo sirven para llenar los bolsillos de los brokers, es decir, los suyos.
Otro secundario de lujo es Jean Dujardin, estupendo.
Hay escenas memorables, nos quedarán en la retina durante muchos años. Estos dos, Jordan y Donnie se preparan una sesión de pastillas y termina como el rosario de la aurora. Tanto el paseo desde el casino hasta la vuelta a casa de Jordan, como la similitud de las espinacas de Popeye con la cocaína, es divertidísimo, genial, no sé como lo habrán preparado ni a quiénes se les habrá ocurrido, pero tenemos a dos Oscar como pocas veces, muy justificados.
Martin Scorsese
En otro momento hablaré de Scorsese, su genio nos lo ha dejado de nuevo. Os espero en el cine, porque de vez en cuando nos entretiene y disfrutamos. A la salida del cine un señor mayor decía a quien parecía su hijo, esta película me quitó diez años.