Mi foto
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

sábado, 27 de abril de 2013

Blue Valentine - Derek Cianfrance

Aunque no es muy ecológico, no me importó conducir durante media hora para ir a ver esta película. Que yo sepa, solo un cine en Madrid la tiene en cartelera, en el resto de España supongo que será lo mismo. De todas formas, la película llega con tres años de retraso, es de 2010 y fue estrenada en febrero pasado en nuestro país.

Si la película se cruza en vuestro camino, darle una oportunidad. No es lacrimógena. Es una historia de amor y desamor contada con flasback, así que, los despistados tened cuidado.

Ryan Gosling está magnífico como Dean. Hace una interpretación impecable, es una lástima que no hubiese sido reconocido como se merece. Él es feliz en su vida. No aspira a más. Vive con su mujer e hija, a las que quiere con verdadera pasión, le gusta la cerveza, va a trabajar y vuelta a casa. Una vida sencilla que él quiere mantener a toda costa.


Michelle Williams como Cindy. Estuvo nominada al Oscar de mejor actriz en 2011. No comprendo como su compañero de rodaje, Ryan Gosling, es el alma de la película, no lo estuvo también. Cindy, es una buena chica que quiere ser médico, pero como todos nuestros actos tienen consecuencias, el final es diferente. De todas formas, aún está a tiempo de cambiar las cosas que no le gusta de su vida. Ella quiere algo más y hará todo lo posible para conseguirlo, por muy doloroso que sea.

Película que no cambiará nada de nuestra vida pero merece la pena. Dejaremos a un lado ese cine de escenas impactantes con superhéroes y pondremos los pies en la tierra. Amor, convivencia y hasta las narices de tanto amor. Esto confirma mi filosofía, no caer en la trampa y no dejar entrar a los novios en casa, que luego quieren quedarse.

Ryan Gosling cada vez me gusta más. Las escenas con los niños parece que le quedan bastante bien. Recordemos cómo protegía a su joven vecino de Drive, de Nicolas Windign Refn. Ahora hace de papa de Frankie (Fe Wladyka)

El título de la película, Blue Valentine, se toma de una canción de Tom Waits, con el mismo nombre. A este hombre, casualidades de la vida, en la anterior reseña, Siete psicópatas, también le mencioné.
Derek Cianfrance

viernes, 19 de abril de 2013

Siete psicópatas - Seven Psychopaths - Martin McDonagh


El director de Siete psicópatas (Seven Psychopaths, 2012), Martin McDonagh, comienza en el teatro (su obra The pillowman, de 2003, le catapultó a la fama) y después salta a la gran pantalla con Six Shooter, más tarde vendrá la estupenda Escondidos en Brujas (In Bruges, 2008). Tanto en el teatro como en el cine, el uso de la violencia no deja indiferente a nadie, así consigue nuestra atención, según cuenta él mismo cuando tiene ocasión.

Disfruté con Siete psicópatas, sangre a borbotones, una cabeza explotó, y un guión original con diálogos inteligentes, humor negro, algún giro que otro que estuvo bastante bien... Sin embargo, todo ello no fue suficiente, me moví más de lo habitual en la butaca, para que negarlo, se me hizo un poco pesada al final. Pero, no me arrepiento de haber ido a verla, además de lo anterior, por la originalidad de la propuesta y porque, de vez en cuando, afloraba una sonrisa y, como no, por el reparto.

Christopher Walken (Hans Kieslowski), que recuerde, siempre ha hecho papeles secundarios, en esta película también, pero, afortunadamente, lo tenemos durante prácticamente todo el metraje, su papel es el de un tipo mayor, parece que está cansado de vivir, así que, poca acción por su parte. Su mujer, Myra, está en el hospital intentando recuperarse de un cáncer. Para sobrevivir roba perros.
Colin Farrell (Marty Faranan) está muy guapo. Interpreta a un guionista de cine irlandés alcohólico (siempre habrá un irlandés en las obras de Mcdonagh). Está escribiendo el guión de una película, el título ya lo tiene, Siete psicópatas, ahora tiene que desarrollarlo y para eso cuenta con su amigo Billy Bickle.
Éste será interpretado por Sam Rockwell, si en un principio me pareció un poco cargante su personaje, poco a poco se convierte en el más interesante, si bien, el final, al igual que la película, se desinfla un poco.
Woody Harrelson (Charlie Costello), qué bueno es. Otro de los psicópatas. También, de lo mejor de la peli, ¿se podría decir que está inmenso?, tal vez sea una exageración.
Harry Dean Stanton, de cuáquero. Este cine que nos trae a actores que les tenemos un poco olvidados, me gusta especialmente. Evidentemente, Quentin Tarantino es dios resucitando actores.
Linda Bright Clay (Myra)
Tom Waits (Zachariah Rigby) y Amanda Mason Warren (Maggie)
Long Nguyen (sacerdote vietnamita)
Gabourey Sidibe (Sharice) hace una pequeña escena, pero a todos nos hace sentir el miedo que le provoca Charlie Costello, Woody Harrelson,
No podría ser de otra forma, están viendo Violent Cop その男、凶暴につき, de Takeshi Kitano.
Un gran comienzo, Michael Stuhlbarg y Michael Pitt conversando de sus cosas de asesinos. En unos momentos aparecerá el psicópata número 1.
Martin McDonagh


domingo, 7 de abril de 2013

Efectos secundarios - Side Effects - Steven Soderbergh

No comprendo las buenas críticas a esta película, es normalilla, tirando a floja. Empieza bien, se desarrolla regular y termina con un final tonto y, por supuesto, esperado. En la reseña que hice del anterior proyecto que vi de Steven Soderbergh, Indomable, terminaba pidiendo a este hombre que se jubilara ya de una vez,  anuncia tanto su retirada, que yo le animo. Pero como no tengo remedio, parece que me gusta sufrir, volví al cine para ver el último trabajo del americano, en este caso se titula Efectos secundarios (Side Effects,  2013), maldita sea, ¿por qué no se jubiló?.
En realidad, entré a ver esta película por Jude Law, pero se está haciendo un poco mayor, la sonrisa aún no la ha perdido, así que bien. Su personaje es el de un psiquiatra que parece que tiene ética, pero como las facturas las hay que pagar, se embarca en el ensayo de un nuevo medicamento, al servicio de un laboratorio farmacéutico. No está bien dirigido, su interpretación es floja.
Rooney Mara (la protagonista del reamake americano de Millenium, 2011, dirigida por David Fincher), y que también estará en la nueva película de Terrence Malick, de ella diré que se ganó el sueldo, al menos, puso interés.

Los otros dos del cuarteto principal son Catherine Zeta-Jones y Channing Tatum. Éste, pasable, pero la Catherine, muy mediocre, le ponen unas gafas de pasta  para que pueda pasar por intelectual, para mi, que esta mujer interpreta todos sus papeles de igual forma. Hay una escena lésbica patética, ni chicha ni limonáSoderbergh, ¿dónde mirabas cuando la grababas?. Esto es uno de los giros de la película, si hubiese seguido la senda que da a entender al principio de lo que iba a tratar, pero no, el director quiere sorprender y es aquí donde la fastidia.

Película para no gastarse el dinero, es prescindible totalmente, salvo que queráis ver al Law o al Tatum.
Steven Soderbergh