sábado, 22 de febrero de 2014

Gravity - Alfonso Cuarón

Es tanta la publicidad que se hizo, y se hace, a esta película, que lo tuve muy sencillo el día del estreno, allá por el otoño, para elegir la sala en la que me metía. Además, son tantos los premios (los últimos fueron en los BAFTA 2014) que ha tenido esta película y personas muy sesudas que hablan maravillas de ella, que como cuando terminó la película me quedé con la boca abierta, según la vi la olvidé, olvidándome también de hacer una entrada en este súper blog. Podéis deducir que no me parece ninguna maravilla esta película, es más, el guión es bastante malo, pero bueno, tiene otras cosas que merece la pena verla.
George Cloonney es el cincuenta  por ciento del reparto, pero no podemos disfrutarlo mucho, muy pronto se empeña en batir el record del ruso Sergeiv, él es divertido y nos entretiene, a diferencia de su compañera que nos saca de quicio, yo me pregunto, por qué no se intercambiaron los papeles.
Y aquí tenemos a Sandra Bullock, interpreta a la doctora Stone y solo creerán su personaje sus mejores fan y aquellos que pasen por caja. Comienza siendo una patosa y acaba siendo una heroína, pasando por saber cómo funcionan las naves que va encontrando en el espacio (que destroza), da igual que las teclas tengan rótulos en ruso o chino, ella las pone a funcionar, entrando y saliendo del traje espacial con una facilidad asombrosa (pero, ¿cuánto mide el espacio?, debe ser muy apañado). Lo de la niña muerta y el final no tienen desperdicio, por no hablar de la conversación que tuvo con el chino y sus perros. Ah!, se me olvidaba el extintor, esto fue el no va más, todos deberíamos de tener uno así. Eso sí, tiene tipazo la señora astronauta, pero su cara inyectada en botox no ayuda mucho al dramatismo que la situación requiere, así que, la nominación para el Oscar a mejor actriz con esta película, es una tomadura de pelo.
¿Entonces qué tiene esta película?, sonido e imágenes. Además, algo muy importante, tiene una duración de noventa minutos y no se hace muy pesada. 
¿Os imagináis qué habría hecho la suboficial Ripley (Sigourney Weaver), con los medios técnicos de Gravity, sería la repanocha (sí, un término muy cinéfilo).
Como iba diciendo, recordad que está George Clooney, mientras escuches su voz, todo va bien. 
Alfonso Cuarón
Le deseo lo mejor a este mejicano con su producto hollywoodense, que le sigan dando premios, ¡hala!, nos vemos en el cine.

2 comentarios:

Rafa él dijo...

Jeje! Muy buena (e irónica) crítica: acaba de convencerme para que no la vea... y es que nunca me convenció la Bullock; me parece una actriz que le sobra precisamente el apelativo de actriz: para sus homólogas, debe sonar a insulto.
Gracias por el post.
Saludos cordiales.

Bara 薔薇 dijo...

Hola Rafael, muchas gracias por tu comentario, me gusta lo que dices de la Bullock, pero no debemos ser tan malos, hay que reconocerle algún papel que está bastante bien, por ejemplo, acuérdate del peliculón “Crash”, de Paul Haggis, este hombre la dirigió muy bien, que es lo que necesita. Cuarón debió pensar más en el 3D y la dejó ser ella misma, craso error, pero parece que le salió bien la jugada, la han nominado. Menos mal que está Cate Blanchett en primera línea, y será para ella el Oscar, en caso contrario iré a quemarles el quiosco.
Chao,